20 de octubre de 2007

Altered

El Proyecto de la Bruja de Blair es una de esas películas que divide al público en dos bandos irreconciliables. La mayoría de espectadores se fue al extremo: amor u odio. Yo estoy entre los que defienden la película de Eduardo Sánchez a capa y espada. Recuerdo el terror que pasé al verla en una pequeña sala de cine y, de nuevo, en la tranquilidad del hogar. Me siguen desconcertando los que me dicen que detestan ese film, y siempre termino sugiriendo que le den otra oportunidad y que, sobre todo, la vean en versión original. Puesto que la película pretende ser un documental real, verla en versión doblada anula la sensación de realismo que es tan fundamental en esta cinta. Sea como fuere, lo innegable es que El Proyecto ha sido la película más rentable de la historia, si tenemos en cuenta la ridícula inversión económica que se hizo en ella y la apabullante recaudación en taquilla.

Ahora, cuando ya muchos se habían olvidado de Eduardo Sánchez, el director reaparece con una película de serie B que (corregidme si me equivoco) ni siquiera se ha estrenado en las salas españolas. Apareció el mes pasado en el mercado del DVD y probablemente quede relegada a un rincón oscuro del videoclub. Una verdadera pena, porque con Altered vuelve a quedar patente el talento de Sánchez para hacer buen cine con pocos medios, sacando hasta la última gota de jugo de una pequeña historia, como ya lo hiciera en El Proyecto.

Los personajes de Altered, años atrás, fueron víctimas de una vejatoria abducción extraterreste. Desde entonces, viven esperando el día de vengarse. Y ese día (o esa noche, de hecho) ha llegado. La película arranca cuando nuestros muchachos capturan a un extraterreste y se lo llevan a una caseta perdida en el bosque, con la intención de dedicar la velada a darle lo suyo. Craso error, como se verá.

El resto de la historia lo averiguaréis viendo esta excelente película. Os garantizo un rato de terror y tripas que os costará olvidar. Resulta muy grato encontrarse con películas como esta, hechas con cuatro duros y mucho talento. Aquí se intuyen referencias a Posesión Infernal (esa casita en el bosque, esos personajes desesperados, esa noche interminable) y a Señales (el entorno rural y los extraterrestres), aderezadas con magníficas ideas propias, resultones efectos especiales, una pizca de gore, unos buenos sustos y un ritmo frenético. Una película que recomiendo con entusiasmo para pasar una noche de miedo.

- Lo mejor: las ristras de intestinos

- Lo peor: su fracaso comercial


A la Vuelta de la Esquina:
-Pulse vs Kairo

11 comentarios:

zimmerator dijo...

Mira tio. Lo mires como lo mires "el proyecto de la bruja de blair" es un tostonazo insufrible y lo peor, una enorme tomadura de pelo. A todos sus perpetradores deberían haberlos cocido a fuego lento durante el resto de su eternidad, y creo que ni aún así sería suficiente castigo.

zimmerator dijo...

"Talento de Sanchez"?????
Me he perdido algo. De que estamos hablando? Talento? Donde? Igual es que no interpretamos del mismo modo el talento...

annnnhhh, ya, que tu te refieres a talento para estafar al espectador y venderle duros a cuatro pesetas.
Cierto, ahí tiene un enorme talento.

El Vengador Tóxico dijo...

Cómo se te nota que llevas un mes sin dormir, muchacho. Debes estar pintando los soldaditos con brocha gorda.

zimmerator dijo...

Bueno bueno, a ver, para que están los amigos si no es para desahogarse? Además es que precisamente has ido a mentar una de las pelis que más detesto. Mira la rabia que le tengo que recuerdo todavía (y ya han pasado unos años) como me sentí al salir de la sala...

forfy dijo...

Bueno, yo no voy a entrar en la polémica de The Blair Witch Project porque me parece, a estas alturas, un clásico.

Tan sólo decir que Altered (de la que hable hace poco también) me pareció una película con una premisa increible (de las mejores que he escuchado en mucho tiempo, con ese rollo de abducciones y venganza) y muy bien resuelta. Me sorprendió muchísimo y no me explico ese fracaso comercial porque no lo merece. Que esto sea un directo a dvd...

Saludos!

forfy dijo...

Por cierto, lo que a tí te parece lo mejor a mí es una de las cosas que más me molestaron. Me parece una escena un tanto exagerada para el tono de la película, pero la verdad es que en el contexto de la misma tiene su explicación (esos parasitillos...)

P.d: No puedo resistir spamear:
http://forfy.blogspot.com/2007/08/la-venganza-de-los-abducidos-altered.html

El Vengador Tóxico dijo...

Forfy: spamea cuando quieras, estás en tu casa. No conocía tu artículo, e invito a todo el mundo a que lo lea y contraste opiniones... aunque veo que en esencia tú y yo coincidimos. Salvo que a mí la aparición final del et en Señales me pareció magnífica y la de el de Altered no tanto (no pasa de ser un bichote feo, prefiero la tensión inicial cuando ignoramos su aspecto).

Y sobre las ristras de intestinos... bueno, esos cacharritos cliqueantes que les injertan los ets a sus víctimas me pusieron los pelos de punta.

Anónimo dijo...

Pues a mí tb me moló "El proyecto". Incluso tengo el libro de la peli y con él, te das cuenta del buen trabajo de Sánchez. Lo cierto es que la vi estando de viaje en Mérida, en un cine super chungo, a una hora tardía, y a la vuelta a "casa" (pues estaba en una casa ajena, que me había dejado una amiga) los ruidillos desconocidos y las sombras de las paredes, me daban pavor. Me parece que la campaña de marketing con el rollito de "es de verdad, tío", fue muy buena. una de las primeras cosas que ruló por inet, y donde se descubrió el gran poder de convocatoria que tiene este medio. Mirad sino lo bien que lo usan los chicos "chanantes".
En fin, que ya me la estás pasando en cto quedemos. Quiero verlaaaaaaa.
Pili.

El Vengador Tóxico dijo...

¡Te la rulo el próximo finde, moza!

Anónimo dijo...

jojojooooooooooo
no la olvidessssssssss

Anónimo dijo...

Mordorian:
Yo a lo de blair sólo añadire.....me da mas tensión emparejarme los calcetines, es una jarta de reir, la pongo entre los clasicos del cine de humor junto con los caballeros de la mesa cuadrada, y one million dollar baby.