11 de julio de 2009

Reseñas Fotográficas, hoy presentamos: AGE OF CONAN

¡Retomamos las reseñas fotográficas a golpe de espada, por Crom! Age of Conan es el juego que nos ocupa hoy. Despertó muchas expectativas antes de su publicación (en fin, los creadores son también culpables de La Guerra del Anillo, y todo el mundo estaba ansioso por ver la nueva obra de estos señores) pero lo cierto es que anda algo perdido por el puesto 400 de BGG, así que después de todo los jugones no parecen muy satisfechos. ¿Mecánicas poco pulidas? ¿Exceso de tiradas de dados?

Age of Conan está lejos de ser un juego perfecto, y uno de sus problemas estriba en que su mecánica se ha colocado en una extraña Tierra de Nadie que parece no satisfacer a muchos. Pinceladas de eurogame, de temático y de wargame, aprendiz de todo y maestro de nada. Vaya lío.

Dicho lo cual: ¡joder, me encanta este juego!

Pasarme unas horas dándome de hostias, emprendiendo campañas de conquista en tierras extrañas, asediando las ciudades de mis oponentes, intrigando con mis emisarios, y cuchicheando en la oreja de Conan para que tenga a bien aliarse conmigo (¡tal vez tenga suerte y no me rebane el cuello!)… Pasarme unas horas así, digo, es una gozada. ¿Un tira dados sin alma? ¿Un juego de ostias y más ostias? Pues vale, pero a mí me gusta. A veces me apetece evitar profundas estrategias y complejas gestiones de recursos, y simplemente emocionarme cómo un crío. Y esa es toda mi (pobre) defensa de Age of Conan. Como dijo Elvis: “es sólo rock’n’roll… ¡pero me gusta!”.

Venga, menos rollos y a las fotos, que para eso estáis aquí. Clic para ampliar.


La caja. Pedazo de caja. ¿Os acordáis de la del Shogun? ¡Pues esta es más ancha! Y un poco menos profunda. Cabe todo justito la mar de bien. La pena es que las cartas sólo os caben en su hueco si no las enfundáis.




El reglamento. Un espectáculo, oigan. 32 páginas a todo color en papel satinado, con una impecable traducción de Chema Pamundi (¡¿?!). A ver: cierto que Age of Conan es un tiradados y un matamata… pero no me entendáis mal. También es más que eso. Es un juego complejo, con muchas reglas y mini reglas. No tiene la enormidad de reglas de Arkham Horror, pero que nadie se engañe: este no es un juego para novatos. El reglamento requiere dedicación, y si no se trae estudiadito de casa la partida puede ser un chusco.



Estas hojas de ayuda en cartulina vienen de perlas para los jugadores. Hay cuatro, una para cada jugador. Por cierto: aunque pueden jugar 2 o 3 jugadores, al juego se le saca todo el partido jugando a 4.


El tablero, hermosote. De los más chulos de mi colección. Los fans de Conan os daréis cuenta de inmediato de que básicamente falta media Hyboria. ¿Quién dijo “expansión”?








Porrones de cartas. Estas son la de estrategia. Sirven para convertir a Conan en nuestro aliado y para obtener ventajas en nuestras intrigas y guerras.


Estas son las aventuras que Conan va viviendo durante la partida.


Las cartas de objetivo. El jugador que cumpla estos requisitos obtiene Puntos de Imperio.


Las cartas de Reino. Cada jugador tiene su propio mazo de cartas de Reino, todas diferentes. Otorgan ventajas durante la partida.


Objetos mágicos y la carta de control de Conan.


Y las figuritas. Plasticucho monocromo. En general no me gusta el plástico en los juegos. Están chulas, supongo, pero yo hubiese preferido unas fichas de cartón grueso con unas buenas ilustraciones. Además, son muchísimas figuras, y eso encarece el juego. Los humanos son Emisarios y Soldados, y los edificios son Fuertes y Torres. Si encajas una Torre sobre un Fuerte obtienes una Ciudad.











Este monolito señala la provincia a la que Conan intenta llegar en cada una de sus aventuras.


Y este, como todos habréis adivinado, es el batería de Manowar.


Vamos con el cartón. Marcadores de puja para aliarnos con Conan (cuadrados), marcadores de Puntos de Imperio (redondos) y el marcador de Jugador Inicial (la torre).


Las monedas.


Y los enigmáticos marcadores de “!Crom, cuenta a los muertos!” (se ganan al derrotar a nuestros oponentes en batalla), Magia (nos permiten repetir tiradas y usar algunas cartas) y Bandidaje (Conan, a su paso, va dejando un desagradable rastro que no querremos en nuestras provincias).


Los dados del destino, que dictarán qué acciones podremos hacer en nuestro turno. Me encanta el concepto: un jugador sólo puede hacer una acción entre las que señalan los dados disponibles. Cuando se acaban los dados, se tiran de nuevo.


Y los dados de Enfrentamiento, para resolver las Intrigas y los Combates.


Más cartón. Los marcadores de Aventura de Conan. Representan los tesoros saqueados, las mujeres conquistadas y los monstruos derrotados por el cimmerio. Es muy importante acumular estos marcadores, pues nos permiten optar por objetos mágicos, obtener puntos de imperio, e incluso coronan a Conan como nuestro rey. ¡Ojo: la bolsa de tela no viene con el juego!


Y una foto del aspecto de una partida.


Concluyendo, Age of Conan me parece un juego muy emocionante. Aunque su duración es superior a lo que indica la caja (¿90 minutos? ¡Ni con 10 cafés en el cuerpo!), no se hace tedioso. Se tiran muchos dados, pero en los enfrentamientos el azar de estas tiradas queda acotado por nuestro posicionamiento de las figuras y por el uso de las cartas. Azar sí, pero no todo queda en manos del destino.

Contra todo pronóstico, no es un juego demasiado interactivo. Un jugador puede ir “a su aire”, sin enfrentarse a sus oponentes, y desarrollando su propio imperio en provincias neutrales. Pero antes o después llegarán los enfrentamientos, cuando los reinos de los jugadores se expandan y sus fronteras colisionen. Esa es la parte más emocionante del juego, cuando los jugadores se enfrentan al fin en batallas y asedios que salpicarán el tablero de sangre.

Estéticamente me parece impresionante, salvo por el plástico, que es algo que jamás me gusta. Otro gallo cantaría si las figuras estuviesen pintadas, pero vamos, hace falta media vida para pintar todas las que trae el juego (72 militares, 24 emisarios, 36 torres, 36 fuertes, el Monolito y el batería de Manowar), así que las mías se quedan como están.

Total, que es un juego que me encanta, pero entiendo que no satisfaga a todo el mundo. Mi consejo: probar antes de comprar.


LO PEOR:

- Su escasez de estrategias a seguir lo convierte en un juego del que no hay que abusar

- Su precio

- Mucho plástico

- Una caja enorme


LO MEJOR:

- Muy Emocionante

- Estéticamente espectacular

- La mecánica de los dados del destino

- Los combates contra otros jugadores (taquicardia asegurada)

17 comentarios:

Evil Preacher dijo...

La verdad es que sería una traición que un juego sobre Conan tuviera más estragegia que hostias, de alguna manera es una subordinación a la temática.
Justamente, como sabes, hace poco que he publicado una entrada sobre el cimerio y se avecina otra.

taisensuikan dijo...

Señor...señor...
Viviré algún dia para ver que pones a caer de un burro algún juego!
Por lo leido no me llama nada de nada. ¿toda la partida tirando dados?? Por Dios, ni que fuera un Wargame!!! XDDDDD

Por Krom!

el_mago8 dijo...

Un tiradados de vez en cuando es necesario, y es que no siempre hay que optar por lo más complejo, estratégico o cabezudo de nuestra estanteria. Yo con tanta miniatura, y reparto de mamporros garantizado, no dudaría en sacarlo a mesa de vez en cuando. Si te preocupa que no sea sesudo, pues lo consideramos un filler y ya está :D

El Vengador Tóxico dijo...

Evil Preacher: No dejas de tener razón, compadre. Por cierto, enganchadísimo me tienes estos días a tu blog con las fotos de japonesitas frikis. XD

Juan: Escribir o fotografiar o jugar a juegos que no me gustan es algo que me interesa tanto como ver pelis que no me gustan o leer novelas que no me gustan. Por eso rara vez hablo de los juegos que no me interesan. Pero una vez rompí esa costumbre en http://venganzatoxica.blogspot.com/2007/09/rat-hot-un-barco-cargado-de-ratas.html

El Mago: Esa es la filosofía adecuada. Aunque de filler nada, que AoC tiene un capazo de reglas. ;)

taisensuikan dijo...

Si, es cierto, recuerdo esa crítica. Lo que pasa es que también te recuerdo defendiendo ese megapestiño llamado "Modern Art".
Pero vamos, que solo por joder, ya sabes...te voy a leer igual.

Aqui en la noche, esperando a la STS-127.

Pili dijo...

No está mal el juego y es muy espectacular montado y jugando a batallitas, pero lamento que el componente de la magia (tan presente en el mundo de Conan) o la diplomacia, no sean más efectivos a la hora de ganar. Yo lo intenté de esta forma, y la verdad, fue desastroso.
igual tengo suerte y en la expansión potencian más estos aspectos.
Pili.

harbyherbman dijo...

For Age of Conan Cheats, Age of Conan Dupes, AoC gold cheats, Age of Conan Bots, Age of Conan Guides, and Walkthroughs click here

Lui dijo...

Tengo el juego y todabia no he podido jugar ni una partida menudo caos de juego..

Muy complejas las instrucciones...

En lo referente a las minis de plastico, es lo unico que me gusta, de hecho he pintado ya unas cuantas...

Falta por lo menos algun video en castellano que expique paso a paso como jugar una partida.

El Vengador Tóxico dijo...

En realidad el reglamento es excelente y la traducción también. Pero sí: son muchas páginas y muchas reglas. Mi consejo es que te lo leas con detenimiento 3 o 4 veces y eches una partida. Verás como al poner el juego en marcha todo encaja mejor de lo que aparenta.

Suerte con el juego y gracias por tu comentario.

Suso5 dijo...

Hola!! quería saber pese a la nota demás arriba donde dice que se le saca más partido a este juego para 4 jugadores, si a 2 desmerece mucho pues ahora podría conseguirlo y sería para jugar casi exclusivamente a 2.
Gracias!! y por cierto, gran blog con grandes fotos y vídeos!! :D

El Vengador Tóxico dijo...

Hola, Suso. ¡Gracias a ti por comentar! Opino que este juego funciona mejor con 3 o 4 jugadores.

Por otro lado, ten en cuenta que este juego es una versión de La Guerra Del Anillo, del que ha heredado las mecánicas de combate y de dados. LGDA está a puntito de reaparecer en castellano de la mano de Devir. Y este LGDA sí es un juego para dos jugadores. Las mecánicas son parecidas, pero LGDA es claramente superior. Y visualmente es espectacular. Baste decir que incluye más de 200 figuras y que el tablero es EL DOBLE de grande que el de Conan.

Suso5 dijo...

Pues gracias por la respuesta, a la Guerra del Anillo ya le había echado el ojo, lo que pasa es que este Conan lo conseguiría muy barato(unos 20E), es decir que si tuviese que gastarme lo que cuesta realmente ya se que sale bastante mejor esperarme a comprar el del Anillo, pero es el precio lo que me ha echo plantearmelo, seguiría siendo mejor el del Anillo?
Y aún así mi duda es que aunque lo suyo sea a 3 o 4, que es lo malo que tendría a 2?? que se hace aburrido? porque es lo mismo de antes, que por ese precio aún asi a lo mejor vale la pena.
y gracias por la respuesta!!

El Vengador Tóxico dijo...

Por 20 € ni te lo pienses, ¡cómpralo! Es un juego muy chulo. A 2 jugadores pierdes parte de la interactividad que lo hace molón: las batallas son menos frecuentes y el control de Conan más habitual, de modo que en general se pierde la tensión. Pero sigue siendo un juego muy chulo. Y no descartes el jugar a 2, ¡pero con 2 ejércitos cada jugador!

No obstante, no pierdas de vista el Guerra del Anillo. Aunque por ese nos van a pedir un riñón y una rehipoteca, me temo. Bienaventurados los que ya tenemos la edición antigua, que nos vamos a ahorrar un dineral.

Suso5 dijo...

Pues ya está hecho!!, ahora tocará probarlo :D

El Vengador Tóxico dijo...

venga, pues juégalo y nos cuentas. ;)

Suso5 dijo...

Hola!!! pues vuelvo para comentar como ha ido la 'primera' partida como bien me pediste.
Pongo la primera entre comillas, porque ya eché una, pero fue un poco para ver como iba la cosa y he de decir que me encanta!!!
Es muy emocinante, entretenido y me encanta el como se lleva a Conan de un lado para otro con las pujas para su control.
La única sensación 'rara' que me deja es que siento que me dejo puntos de imperio sin contar al fina lde la partida XD, y es que ayer perdí por un sólo punto jejeje.
Debo decir también que entiendo a los que lo consideran un 'tira dados', aunque no lo comparto, pues en alguna que otra batalla te dejan bastante tirado y puedes tener resultados horribles en los que no sale nada a tu favor(y eso tirando los 6 dados jajaja,si es que soy un paquete), pero el sistema elegido me encanta.
El reglamento no me ha parecido tampoco nada raro, primero te explica como funciona toda un partida, y luego te detalla las acciones de los dados, como se hacen las batallas y demás.
Y para finalizar, decir que el juego a 2 personas (cada una con un sólo ejercito, ya probaremos a 2 cada una) ha pasado la prueba con creces cierto es que con 4 habría habido más interactividad pero nos lo pasamos muy bien, nosotros oslos nos damos bastante caña (sobre todo yo que no paraba de iniciar enfrentamientos), cuando llegó la última aventura de la 3ª era me dió pena de que se acabase.
Deseando de echar otra partida que estoy!! nada arrepentido de haber adquirido el juego!

El Vengador Tóxico dijo...

Pues ale, a disfrutarlo. El juego da para muchas partidas. Las cartas de reino no se usan demasiado, y debido a eso las manos de cartas suelen cambiar de una partida a otra, lo que le da variedad.

Y si el sistema de juego te ha gustado, ya sabes cuál es el próximo juego para lo colección. :)